Deporte

La mayoría de las personas hacen deporte porque les divierte, entretiene y relaja, y si además estos ejercicios pueden practicarse en grupo y al aire libre, su valor aumenta considerablemente.

La falta de actividad física hace que los músculos se reblandezcan y pierdan flexibilidad.

Un buen programa de ejercicios contribuirá a distribuir el peso y a mejorar nuestro aspecto y bienestar.

Además el ejercicio sirve también para combatir toda una serie de enfermedades graves, como la hipertensión, el infarto, la trombosis coronaria y en general todas las enfermedades cardiovasculares.

Con la falta de actividad física existe un riesgo de obesidad y otras enfermedades.

La obesidad supone un esfuerzo para el corazón: este es un órgano musculoso y si no se le obliga a hacer ejercicio se debilita.

El peso excesivo obliga al corazón a trabajar más, aunque no tenga la suficiente fuerza para soportar ese exceso de trabajo.

Los depósitos de grasa se acumulan en los vasos sanguíneos y dificultan el paso de la sangre hacia los tejidos, por lo que el corazón se ve obligado a latir más de prisa para impulsar la sangre y en consecuencia, sube la presión arterial.

El ejercicio sirve para proteger al organismo de varias maneras.

Si se combina con una alimentación razonable puede ayudar a perder peso, eliminando esfuerzos innecesarios para el corazón.

Algunos tipos de ejercicio lo fortalecen, con lo que éste será menos propenso a sufrir ataques coronarios.

El entrenamiento regular y continuo desarrolla lo que se ha llamado reserva cardíaca: los vasos sanguíneos aumentan su capacidad y proporcionan un riego abundante sanguíneo al corazón, reduciendo así considerablemente las probabilidades de que aparezca una insuficiencia cardíaca.

Como el corazón sano aumenta de tamaño y grosor, late más despacio, ya que en cada latido expulsa una mayor cantidad de sangre.

Al cabo de unos meses de entrenamiento, la frecuencia cardíaca en reposo disminuye generalmente, hasta valores inferiores a los 75 latidos por minuto habituales.

El deporte no debe ser exhaustivo, sino todo lo contrario: fácil, relajante y divertido.

Deporte y alimentación

El éxito deportivo depende de lo equilibrada que sea su alimentación. Deporte y alimentación Aún hoy día es difícil convencer a un deportista de que...

Las proteínas en el deporte

La publicidad incisiva y los fornidos cuerpos de los campeones del culturismo han hecho creer a demasiada gente que también ellos podrían ponerse así. Solamente con el consumo adicional de...
subir arriba