Verduras

En las hojas frescas y verdes se encuentra un inmenso y maravilloso laboratorio bioquímico donde se transforman las energías del sol y la tierra en potencial alimenticio.

La hoja es pobre en factores nutritivos, pero es rica en clorofila, sales minerales, vitaminas y oligoelementos.

Por eso es tan elevado el valor fisiológico alimenticio de las hojas, sobre todo cuando éstas se consumen en estado crudo como en la ensalada.

En la alimentación biológica, la hoja fresca y verde debería consumirse diariamente.

Consumimos hoy hojas verdes, preferentemente en forma de ensalada, lechuga, escarola, lechugas silvestres achicoria y berro.

Pero, además de éstas, tenemos otras muchas plantas de ensaladas silvestres a nuestra disposición, que, por crecer en suelo sano y no explotado, poseen un valor preventivo y medicinal excepcional, y que, por lo tanto, deberían emplearse en mucha mayor abundancia para nuestras comidas.

La clorofila pertenece a la estructura de la hoja verde y, por consiguiente, también a la de las verduras.

Sin embargo, no debemos olvidar que no es su único elemento, aun cuando de momento se le conceda especial importancia.

Basta recordar que el elevado contenido en hierro de las verduras, acompañado de pequeñas cantidades de arsénico y cobre, en combinación con el contenido relativamente elevado en vitamina C, refuerza poderosamente el efecto estimulante de la clorofila para la formación de la sangre.

Además de estas características comunes a todas las verduras, cada una de sus variedades ofrece particularidades propias.

Tomates asados con pimientos

Debes procurar que no se derrame el jugo de asar los pimientos y los tomates. Ten precaución al retirarlos del papel metálico. ¡Ah! y también...

Escalonias braseadas

Braseadas con vino y uvas, estas escalonias forman parte de un espectacular antipasto que se sirve tanto caliente como frío. También pueden acompañar a carnes frías, o puede servirse caliente...

Berenjenas asadas

Se separa la pulpa de la berenjena y de la piel ,y se mezcla con carne de salchicha y dos ingredientes, los piñones y las pa­sas. Esta mezcla se introduce...

Puré de habas

Un maravilloso puré para disfrutar durante la siempre breve temporada de las habas. Cuando no disponga de habas frescas, utilice habas congeladas para la elaboración...

Champiñones rellenos

Esta receta trata de un primer plato muy ligero y sabroso, que también puede servirse como acompañamiento de un plato de carne. Una maravillosa combinación de aromas intensos (anchoas, nuez...

Alcachofas a dos salsas

Para dar un toque especial a la salsa de yogur, puedes añadir 1 cucharada de vinagre de manzana y 1 cucharadita de miel liquida.

Pastel de verduras

Para dar un sabor especial a este pastel de verduras, también puedes añadir 50 gramos de beicon o jamón frito en un poco de aceite o mantequilla. Para saber si...

Guisantes con cebollas tiernas

Guisantes con cebollas tiernas Los guisantes recién desgranados se preparan con la cebolla tierna salteada y panceta cortada a dados en una cacerola. De esta forma es como se aprecian...

Brócoli

Brócoli Improvisamos un sencillo plato de verduras con el brócoli que tenemos en la nevera y preparamos una deliciosa y sabrosa salsa de acompañamiento con pimiento y cebolla, una receta...
subir arriba